Théodore Leroy

“Le dejo las palabras a mi padre. Yo sólo necesito mis armas para ganar mis discusiones.”

Apodado La Fauce, Théodore es un gigante de 24 años. Midiendo poco más de dos metros, y capaz de cargar su pesada hacha doble con una mano sin dificultad, es de los guerreros más feroces que Tulipe ha visto. Su presencia en torneos generalmente presagia uno considerablemente emocionante, pues a pesar de rara vez formar parte de las justas, es ávido participante en las refriegas, rompiendo siempre al menos una docena de huesos ajenos. A pesar de ser un brutal maestro en combate, Théodore es de gustos sencillos, prefiriendo una pequeña compáñía de amigos cercanos que la adulación del público. Aunque su familia es de las más prósperas del Reino, se limita a utilizar armaduras sencillas y armas comunes, para desgracia de su padre.

Es el Gran Maestro en Armas de la Órden del León, muy a su pesar. Su nombramiento fue gracias a su padre, más una posición de liderazgo no le sienta del todo bien. Ha delegado mucha de la responsabilidad a sus subordinados, enfocándose más en el reclutamiento y entrenamiento. Su puesto le obliga a adornarse con una armadura más pesada, y un hacha más adornada. Su padre ignora sus quejas, pues “el líder de la Orden Protectora debe lucir como un héroe de antaño”.

Su pelo es oscuro, cortado al ras. Su cara es similar a la de su padre, alargada, con pómulos pronunciados, mejillas concavas, y una barba que recorre su cara. Sus ojos son de un azul muy profundo, ligeramente más separados de lo normal. Su nariz es afilada, sus mejillas escasamente pobladas. Tiene varias cicatrices adornando su cuello, y una que atraviesa su mejilla izquierda.

Théodore Leroy

La Guerra de Tulipanes richterbrahe